Saborear un Buen Café

A veces la gente normal (los no fanáticos del café) no entienden porque buscamos café de ciertos orígenes o nos detenemos a saborear una taza, cuando viajamos o llevamos nuestra propia bolsa de café, cuando hasta pedimos a los amigos que viajan a ciertas regiones que nos traigan café, sin darnos cuenta que nuestra conducta a muchos ojos puede parecer ridícula.

Catando Cafe

Al comienzo de este viaje cafetero, pensamos que todos los cafés sabían igual, el café es café aquí y en Etiopía, Empezaron a gustarnos unos más que otros, sin saber el porqué.


Todo esto empezó cuando empezamos a probar el café como lo hacen los profesionales


A veces los burlones nos han dicho, Pero Rodrigo yo sé cómo saborear un café, si toda la vida lo he hecho, hasta 5 veces al día, todo eso que dices son locuras para hacer ver el café como algo fuera de este mundo.


Por supuesto que tienen razón, cualquiera que pueda saborear un refresco, una hamburguesa y unas papas a la francesa pueden degustar un café. Todo lo que necesitamos es nariz, papilas gustativas y el cerebro, a menos que hayas perdido el sentido del olfato. Así que todos tenemos el equipo necesario para catar café como se debe hacer.


Claro, tienes la capacidad para hablar ruso, pero ser capaz a saber como hacerlo es algo distinto y sobretodo poder aplicar ese conocimiento a la vida diaria.



Aunque todos los días ingieres bebidas, los que pertenecemos al mundo del café sabemos que es tan complejo, que debe mirarse y olerse antes de tomarlo.



Cuanto más tomas café de manera atenta, vas a descubrir cosas muy interesantes, si tomas café a sorbos largos como si tomaras gaseosa; no vas a poder disfrutar más allá del 10 al 20 por ciento de su riqueza.



Así que:



Bebe despacio



Pon atención



Hasta el próximo Café



Rodrigo Bermúdez



Café Cultura